B i e n v e n i d o / W e l c o m e

Archivo para la Categoría "Scritura Poética"

Efecto Mariposa

 

“Efecto Mariposa”

Nést – Prophèt Perdu

Me abraza de nuevo mi simbolista amigo Rimbaud, llora conmigo Lavoe, me comprende mi amigo Cobain, me abrazan como una madre y asientan frágilmente en mi oído las palabras ¡viejo, ya pasaste por esto, no mitigues tu alma! Sus líricas tan diáfanas en su decadencia, divagan insolentes e incólumes se encuentran fastidiadas allí para soportarme y yo soportarlas. Aunque las abomino, me abrazan pero menos fuerte aconsejándome soltarlas pronto, no sin antes remembrar la última ocasión en que las citaba frente a ella en “La Virgilio”. Maldita sea, estaba seriamente hermosa, a riesgo de quedarme breve encasillándole la belleza, lo estaba. ¡Maldita sea! ¿Cómo es que ella ahora se va tan ligera? Ligera como mariposa y su análogo vuelo, así se va, tan solo agita las alas y levita.

Hace un buen frondoso año, más corto en alegrías y extenso en tristezas la conocí, me conoció, pero ya se va, le pareció suficiente, se va pronto en el último y mismo tren que debimos tomar juntos, ése mismo que iba a dejar nuestros pasados en la estación donde ahora se yergue mi vacía soledad. De poder, porque quiero, deseo, y siento, debo desprenderme de ti ahora; nuestras siluetas diluidas en una espesa bruma la una de la otra, se envasan en sus propias brumas, separándose, se van de nuevo, se camuflan en la distancia e indiferencia. Ella parte sin el más mínimo interés por sacudir su dolor un poco hasta avivarlo, casi lo comprendo, nadie se obliga a sentir, menos por un mortal que no es merecedor de grandeza ¡Por Satanás! Que envía invitaciones post-fechadas convidándome a lamer su nuca en el infierno. Mis lágrimas no soportan más el tener que recorrer mi rostro, duelen y tanto es así que devastan mis parpados y trazan zanjas en mis mejillas tratando de escapar.  

Ya no iremos tan lejos como quisimos alguna vez en medio del idilio mutuo, ahora la amnesia tiene que sepultarme hasta corroer en mi mente los besos con hambre, las miradas intentando esculcar nuestras almas, las caricias intentando palpar el aura. Tu amor ya no se tornará en verbo sobre mi cama en las tardes sicalípticas. Silente soledad, vicio mío. Ése maldad tuya ya no será más mía, ni esa tal semidesnudez, mucho menos esa claridad suave enclaustrada sobre tu piel que pareciera intacta. Se fueron para siempre sin una postrera degustación, tenían prisa para encontrarse con otra temperatura sobre otro cuerpo.

Es tarde, me doy cuenta que el mejor de los idiotas ahora bastardo de sus agasajos, podría morir por ella, resucitar para tomarla de las manos y adornarle la vida de canciones, poemas y dibujos, solo para hacerse bajo su sombra, donde nunca sentí oscuridad ni frío. De poder iría contigo lejos, muy lejos, pero tú no y ahora sé, iré solo… tan lejos, para que no me alcance ninguna nostalgia o aflicción que me fulminen la calma en la madrugada. No importa si cuestionas mis palabras, sospecho, jamás lo harás de nuevo.

 

    "Desde lo + profundo de mis vísceras mentales, lo último para Paulètte"

    Prophèt Perdu 
  
 necamach@gmail.com

Anuncios

‘Surrealidad 0.06’

 ‘Surrealidad 0.06’

Nést – Prophèt Perdu

De poder… iría contigo lejos, muy lejos…tanto como para solo reconocernos tú y yo, más nadie, ahora mismo… Europa, cualquier isla o las Pléyades. Llegar con la consciencia hurtada, quizá la travesía o estupidez más grande que cometamos; pero nos defendemos desde el frío mas quemante hasta el idioma mas perspicaz pero

ambos solos, tú y yo… lejos d los pasados, errores, aciertos.

 Si lo sé, me imagino aún contigo así mismo, perdidos de todo el mundo, con amnesia de nuestros días culminados, se despiden como un tren de la última estación, …herencias? solo recuerdos que lleguen casuales a la mente de cada conocido; perdidos cada uno en el otro, sumercé sin ninguna presión, sin lágrimas que se arrastren por las mejillas de éstos rostros grises en ésta ciudad rayada.

De poder correría todos los riesgos y las culpas unidas que tracen límites voraces y nos alejen de sedantes amargos que las sensaciones de malas decisiones dejaron. Nos ponen defensivos… de poder, porque quiero, deseo, y siento, debo irme contigo ahora; nuestras siluetas diluidas en una espesa bruma, niebla que envasará nuestros capítulos inconclusos y los sellados, nuestras imágenes recordadas, nuestras novelas leídas una y otra vez a nuestros amigos como paños de satín en el lobby aterciopelado de la antesala a nuestra nueva vida… perfumes sacros, dimensiones extrapolares difuminan de un verde aguamarina, pienso que soy Shakespeare con máquina de escribir.

…Y de poder llegar tan lejos solo contigo, tanto como para gratificar sensaciones de las venganzas de miel; jamás recordar lo q fuimos, quienes, como, donde y por que fuimos, solo nuestro amor latente, palpante por cada gramo de caricias que se nos escurra y nos envuelva como arenas movedizas beige.

Complejo de Kassandra, premeditar aterradamente nuestros destinos sin que nadie nos crea en apariencia aquellas fantasías escuetas, aguas del leteo que hagan fenecer nuestra profunda dolor de sed y en prolongadas narcolepsias respirarnos como oxígenos nunca antes inhalados. Esperar tu felación fucsia… desahogo de los instintos en los episodios cuando tu amor se convierte en verbo sobre mi cama en las tardes sicalípticas que adormecen incómodas sobre las mentes aberradas, al acoplarse cada vez en silente soledad acude a querer al otro cuerpo sobre el otro… ésa piel tan suave tuya, se puede fumar, se puede beber, se puede aspirar, se puede inyectar; tanto vicio tuyo porque me gusta la semidesnudez en ti, esa claridad suave enclaustrada sobre tu piel pareciera intacta.

No cuestiones mis palabras… De poder, ahora iría contigo lejos, muy lejos.

 

– "Desde lo + profundo de mis visceras mentales para Paulètt"



Prophèt Perdu

“…Posdata; continúo riendo.”

"…Posdata; continúo riendo."

: Nést – Prophèt Perdu 

 

Cuando las lágrimas comienzan a convencerte de que traen consigo placer y te acostumbras aletargadamente a cederles tus propios minutos en solitario, la gloria lejana, cercana mas a la felonía que a tu propio orgullo; inoportunas las circunstancias opacas e imprecisas, en ese punto y a esa altura muchos te dejan en el medio de subestimaciones amargas, se desprenden de ti con cirugías a corazón abierto y tú sin anestesia, perdiéndose ellas de las proezas y hazañas de tu vida para respirar con un vacío en la boca del estómago que cobra intenciones de vivir en las gélidas madrugadas; personas que sobraba idealizarlas pues eran lo elocuentemente perfectas para compartir los eternos lapsos de tardes que jamás se contentarán en volver, hasta que se alejan desde tu patética pero cálida figura, con el sinsabor de una tierna traición 

…Ya nadie parece notarlo ni siquiera tú mismo, después de considerarte derrotado y ése sentimiento se desdibujase con nuevos personajes en nuevos capítulos sobre nuevos escenarios de tu propia obra teatral, después que la amargura cesara porque estaba fatigada de hacerte sufrir y desvanecidas las aflicciones, aislado sin ostentar felicidad alguna, sin vitorear tu curación, sin celebrar la ausencia de tristezas, comienzas a entender el siguiente paso que gritaba a susurros tu destino y te haces fuerte… aunque nadie parece notarlo ni siquiera tu mismo, eres mas grande que las maldiciones colapsadas intentando huir con nuestros momentos de calma; eres mas grande que las burbujas llenas en disentería e ignorancia de aquellos quienes te minimizan, te encasillan e intentan resumirte, y tu con ganas de romper esquemas; eres mas grande que esos amores frustrados, esas penas, odios y envidias que corroen años perdidos y las personas que abandonaron tus días para dar espacio a otras nuevas… Ya nadie parece notarlo ni siquiera tú mismo, estas oxigenado, el tiempo es poco para aprovechar y conocer lugares, enemistades, amores, que no harán demorar nuevas sonrisas y lágrimas, suspiros y cicatrices.

 

…2º párrafo para Paulètt 

Prophèt perdu
necamach@hotmail.com

“Au Revoir mon chère Lolo”

"Au Revoir mon chère Lolo"

: Nést – Prophèt Perdu 

…Aunque estoy muy cansado, Jamas, no quiero fastidiar mas
Me temo tendré que amarla por el resto d’ los días
Discúlpenme por eso… Será un último perdón.
Seguramente cobijé tanto su corazón y la sangre en todo manchó mis prendas
Nubló a mis ojos y así, Sin poder apreciar lo exhausta que estaba d’ mí…

Si vous avez dépensé ce que vous avez senti pour moi, dites-le-moi, S’il vous plaît finissez pour Tuer le repos des morceaux de mon humanité pitoyable à votre côté. 

Un golpe en la cabeza, una guerra mundial, quizá una bomba atómica 
finalizando a todas las historias, serán suficiente anestecia
que cree mi profunda amnesia d’ la figura en ella gloriosa y encarnada 
Bella silente que jamás enmohecerá, No nunca para mí.
Disculparme no me duele, tanto como sus palabras falsas en llamadas silenciosas. Cuan bien afinó el arte d’subestimarme.

Cela qui une maladie, cela qui une détresse condamnée être repoussé par la personne à que j’aimais avec tant de dévouement si beaucoup si malheureusement  

Adiós y hasta que, cuando y como quiera.
Quizá no sea más, No nunca, no más…
Me deja en absoluto frío, solo y huérfano.
Para no regresar, No nunca no más…
Gaste el amor en otro, menos triste y enfermo.
Alejada d’mí, No nunca no más…

  
Permettez-moi du faire, permettez-moi de vous tuer et vous sortir de mon esprit, vous m’accompagnez nous tuer entre les deux, avec une telle mort digne comme notre union

Un enorme placer haberle dedicado mis días
y con ellos el tiempo y sentido de mi vida.
Aún no entiendo, de dónde su llanto provenía, aún no muero, No totalmente.
Disculpe el fastidio que causé bendado,
al amar cada átomo suyo desde mi asfixiado ser.

Je sais que je vous manquerai beaucoup, je ne veux pas être un exagéré mais je manquerai chaque taupe dans votre visage comme chaque étoile dans le firmament quand c’est nuageux.

   Solo gracias por enseñarme a amar sin recibir nunca nada a cambio.
No quiero cambiar de andén si su figura se pasea por las calles.
Nunca quisiera perderla entre tantas otras personas como entes divagando.
Amigo d’su risa, su mirada y su cabello,
aún tengo su aroma en mi mente y el calor suyo atrapado en mi piel.

Avec plus de fissures dans mon coeur, je vous veux, je vous adore, je vous admire et je vous aime profondément.

 

 

Prophèt perdu
necamach@colombia.com


 
 

“La Eufonía del Sinsabor”

"La Eufonía del Sinsabor"

Por: Nést – Prophèt Perdu 

 

…Recibe así en pausa mi corazón las crudezas ipsofactas que acuden a mí desde todos lados y aun así tan llenas de vacío inflamante en mi ego pero derribante en mis pedestales. Reciben así la total ausencia de estímulos palpantes que llenen de vanagloria los momentos huidizos unos tras otros de su bulímica estabilidad, al parecer encriptado me encuentro a mis 2 décadas sumidas en una cantidad de metáforas metafóricas, llanto ahogado, estúpida e innecesaria grandilocuencia de mis actos, dolores y sentires, infancia normal, laxa en abrazos y contentos gratificantes que mella hirieron en la adolescencia traumada, solo por mi voluntad famélica, acudido cada vez mas con mayor frecuencia a mis propios instintos que como condena residirán en mi, el resto de quizá 2 décadas más que con perseverancia tengo por seguro, no serán frustrantes no por lo menos para mí o cuando algo intentaré vislumbrar un portal claro en medio de tanto inconformismo que hoy en día atafaga mis posiciones, conceptos, opiniones y seres en mí, que casi al punto de acomplejar sumen a una parte privada en mí.

Recibo así con un estoicismo mal impartido y enseñado como enfrento mis realidades molestas conmigo mismo, al tacharme incisivamente de consentido facilista y digo Sí soy muy absolutamente afortunado, pero mi contestación a eso es una reacción por poco indolora y abúlica que causa agrieras y acidez en la boca del estómago y cuando ese proceder en sentimientos colapsa en mí pues derrama en llanto y se expresa el ardor inclemente en mis ojos a tal maneras coléricas de cegar mi mente; rojiza mis ojos; en última instancia experimenté aquel ardor, cuando hace tan solo una semana Ella me negaba la armonía de estar con ella, envolviéndome en su aroma y piel, Golpe letal de la punta de una daga que me guardaba acaecida en su lengua y que sin importar la maldita distancia no solo de su cuerpo al mío, sino de su aura a la mía, sin importar el tiempo raudo, ella masacraría. Apaciguado jamás ese maldito impase conyugal ella, ella nunca cede y nunca me admite de nuevo para continuar el deleite en su mente de praderas verdes y cielos azules por donde ahora jamas podré caminar entre girasoles y tulipanes. Procuraré en la medida que ella desee, Podaré el pasto con mi caminar conforme ella me piense.

Recibo así yo estos días de inconformismo innato y concebido en mi mente de tal forma natural que me parece la mejor de las anestesias pero que no deseo que se me aferre cuando mucho en mis profundizaciones vulnerables con los sentidos, con mis cuadros, dibujos y trazos, canciones y sonidos, poesías y sílabas, recibo nuevas tendencias en nuevas personalidades y yo aún odiando los cambios. Recibo como admito el odio humano tan humano que es patético y el fenecer vertiginoso de este año, sino, de esta etapa bohemia que contempla y me reta a usar un sombrero negro con una pluma morada, me reta a cambiarle el sabor, color y aspecto a mis días, a cambiar el gusto por una cerveza que nunca subsanó mi paladar y gusto concebido para flirtear con el mismo hijo de la uva, a frecuentar mas un celuloide de arte incoherente con diversas moralejas para recomendar, fumar tabaco mientras leo, escuchar melodías inéditas, vengan de cualquier ritmo, me reta a reinventarme en hechos, mas que en palabras e ideologías, para hacerlos mas genuinos, menos decadentes y faltos de armonía, fidedignos de mis buenos amigos, mis buenos padres, mis buenas obras musicales y mis buenos pensamientos.

Recibo así este paroxismo profundo en quejas de mis precariamente satisfechos momentos en 2 décadas, pero cuando han sido encarnados por la complacencia, el éxtasi desbordaba mis raíces. Recibo así dos décadas que me asaltan en preguntas existencialistas y me cohíben de su respuesta, al plantearme en prioridades, hacía que debería acudir primero en medio de ésta actitud tan propia como la de un anafrodita al carecer de apetito sexual o un asceta dedicado puramente a la espiritualidad. Recibo estos días sin saber en realidad cuán sabio o ignorante he procedido y predicado desde ésta errónea sensación de profeta perdido. Perdido por el sentido de la vida que conoce.

 

Nést "Prophèt Perdu"
Martes 6 Sept / 05

necamach@colombia.com

                                               

“Romeo&Julieta a 3/4”

"Romeo&Julieta a 3/4"

"Así muero, con un beso…"  

UN lugar como Verona, casi exacto se traza un barrio, calles, iglesias, personas atiteradas, conflictos regulares de impaciencias conocidas, experimentadas por la vaga idealización que muchos pocos hacen de otros pocos; lo anterior es eventual y recurrente entre la gran mayoría. Con el tiempo, las adversidades; Padre separado, madre y hermana encarnan su propia familia, de fino linaje aunque en apariencias vanas. Ellas dos, entes sobre-protectores apenas lógico, quienes esgrimen a esta doncella rebelde, amada mía, oyente frenética de garage rock y punk, de converse anaranjados o botas negras brillantes, maquillaje casual, complicado hallarlo retocado en sus delicados rasgos, sobre sus pestañas, labios y mejillas claras pautando su rostro netamente femenino, ausente de algún rasgo fuerte. Insaciable ella por conseguir las municiones a sus armas que defiendan lo que bien puede no importarle o trascenderle y determinarle senderos a optar. De un natural espíritu indomable y sugestiva autonomía de temer, más aún así una noble dama perseguida por melodías bellas que a su vez persigue, dejando una estela fucsia en rostros sepias, es víctima fatal de ser tan cautivante en compases de silencios prolongados y armoniosos entre sí. Su señora madre por encima de todo, figura dictatorial quien subestima a mas no poder a esta ingenua fermosura, quién intolerantemente hermética niega algún idilio, pero no es mas antagónica que nuestro destino propio, el mismo destino de historias shakesperianas, de un Romeo y una Julieta.  

Encarnadas  mis contrariedades, no en mi familia impidiendo amarnos, ellos no… sino en las vicisitudes y el destino, fantasma iluso seductor de prendas ahumadas que lucha contra los lastres pequeños de la racionalidad y metodología… 3 libras de indolencia y sarcasmo diáfano… Sobrevivimos d’entre el grandilocuente enredo ella y yo, tan solo ella y yo, escondidos cada uno en el otro, refugiados cual pensamiento instintivo atrae nuestra mente para brindarnos placer egoísta que el humano desea intensamente hacer vívido y convertir toda alegoría a la realidad, con cadencias inexactas adornando nuestra antesala… Sublimes ella y yo, escape como refugio mismo cada uno del otro, como las fragancias huyentes de las personas, cada mañana en que pueden completar su acicalamiento y maquillar sus infortunios. Engrandece la proeza y estira la afabilidad en mí esos momentos mutuos que han constituido una larga novela de variables capítulos, tan deliciosos e intensos que a pesar de conocer un final seguro, lo repetiría en miles de ocasiones a su lado, con ella como mi religión, yo como su perdición y viceversa.  

Nunca preferiré en mi vida ni siquiera por dos segundos, el que ella sufra por mí para recordarme, jamás, entonces prefiero terminar formal este capitulo y separar nuestros días sin el otro, más de lo que se han dilatado, sin las limitantes que acuden un noviazgo, aguardando que ella pueda alcanzar la media década que nos separa, nos vigila y que a terceros pesa más que el cariño, la empatía y amor que procuramos no descubrir de un grueso manto por no enfriarlo. Y para cuando ella logre alcanzar vehemente mi punto, yo ya estaré mucho mas allá retirado siempre por los años que no son vulnerables a romperse, estaré siempre más allá. Esperando a encajar nuestras almas antes que por error: previo a huir conmigo, ella duerma profundamente, yo tome veneno muriendo y al despertar ella se hiera de muerte.    

"Con eterno respeto a su divina esencia, desalmada LOLO"
                                                                                                                     Nést                                                                                                                                            " Prophèt Perdu"

“Respecto a ella,…”

"Respecto a ella,…"

 

Me recuerda el mediterráneo, a pesar de en la vida nunca haber estado allí; la nostalgia de calles renacentistas empedradas, balcones, marcos y persianas de madera neoclásicos, mármol liso en cada esquina, tiene un aroma legítimamente europeo, sus mejillas rosadas y su cabello espumoso con el color de un ocaso agonizante, me impactaron. Aquel día simplemente fue la distracción de mis sentidos quemados por ella, pues su mirada arde y ha de consumir a muchos antes de calmar su profundo fuego; melodías dóciles ¿quizá? Como las melodías que acompañan la promoción de un perfume. Si fuera la de su propia fragancia sonaría una ópera, un tango, bossa nova, yo que sé, no quiero aun pasar por la pena de idealizarla o peor aún, resumirla a tan pocas palabras que llevamos desde la más reciente vez por no decir “la última”, porque sé que difícilmente lo será.

Esa ocasión estaba distraído, enrollado y afanado por desertar de ese lugar mismo donde por primera vez aprecié la existencia de su humanidad casi divina aunque etérea huyente desde mí; no es una apología por la actitud tan hermética que me sorprendió a mí mas que la coincidencia de hallarla de nuevo entre tantos mortales como días, más que las palabras sencillas y su entusiasmo al hablado cómodo que me embargaba justo como la motivación de detallarla; la situación fue de una sutil perfección al natural que me despojaba de actitudes prosaicas, una sutil perfección al natural como ella desgarrándome la conciencia y la calma en mis pensamientos rutinarios y mi respiración mecánica.

La poesía innata en mí por concepción no lograba fluir ni siquiera espasmódicamente ante tales trazos sublimes y armónicos en ella, marchitados conforme la distancia retiene esa emotividad de arrancarle armonías de su boca, para que se mezclen en el oxígeno y reposen en mi mente. Espero esas mismas sensaciones sean reciprocas cuando ella haga silencio, porque llevarlo a cabo es muy fácil, ese silencio tranquilamente hipnótico que apoderándose sigilosamente de ella tomaba sus alientos y la alejaba al caminar divagando lento, porque tal vez caminar sea suficiente para ayudarle al inconsciente de los problemas a los cuales tuve el atrevimiento de sacarla y apropiarle las ideas por espacios de tiempo tan gratificantemente insuficientes que me llenaron, me llenaron tanto como mi propio reflejo calcado en sus pupilas de ojos expresivos, celosos de revelarme aún sus episodios y enmarcados con esa pestañina resaltante. Me llenaron tanto como para robarme estas inspiradas palabras que a su lado son éter, dulce éter.

 

Inspiración Prima. “Sobre Carolina”

Nést – ’Prophet Perdú  

01 de Mayo de 2005