B i e n v e n i d o / W e l c o m e

E . . .

Eduardo Enriquez, el español, encontró en Elvira Escallón el embriagante elixir; enamorados estaban en escencia, era evidente el envidiable encanto entre ellos. Entonces eventualmente, espontáneamente ella emigró. Esperando en enfermo estado, exiliado Eduardo embarga esperanza en encontrarla, en encontrar ésa estabilidad, eterna estadía en episodios épicos en épocas encantadoras, eterna estancia en ésta epicurea epidermis en Elvira.

 

Enmudecido Eduardo, empieza escribiendo éstas entristecidas epístolas, éstos epitafios enaltecidos. Encorvado especulas épocas esplendorosas en espejismos espectrales. Estrellas estratosféricas espían el espiritú esquirlado entre ellos. Esos estragos, estrangulan  en Eduardo el equilibrio. Estático, estétil, escasas estigma, estirpe estrecha, Eduardo está estremecido.

 

Esporádicamente, espantosos espasmos estocaron el endeble estado en el enajenado Eduardo; ella era ésa enfermedad en él. Entonces el exhausto Eduardo eventualmente elige envejecer estoicamente, encontrando el embriagante elixir en el encanto exiliado en Elvira Escallón.

 

End.

 

____________________________________________

NestúmWheathoney. Ejercicio elaborado en clase de Humanidades3

Martes 22 de Febrero/2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: