B i e n v e n i d o / W e l c o m e

“La Eufonía del Sinsabor”

"La Eufonía del Sinsabor"

Por: Nést – Prophèt Perdu 

 

…Recibe así en pausa mi corazón las crudezas ipsofactas que acuden a mí desde todos lados y aun así tan llenas de vacío inflamante en mi ego pero derribante en mis pedestales. Reciben así la total ausencia de estímulos palpantes que llenen de vanagloria los momentos huidizos unos tras otros de su bulímica estabilidad, al parecer encriptado me encuentro a mis 2 décadas sumidas en una cantidad de metáforas metafóricas, llanto ahogado, estúpida e innecesaria grandilocuencia de mis actos, dolores y sentires, infancia normal, laxa en abrazos y contentos gratificantes que mella hirieron en la adolescencia traumada, solo por mi voluntad famélica, acudido cada vez mas con mayor frecuencia a mis propios instintos que como condena residirán en mi, el resto de quizá 2 décadas más que con perseverancia tengo por seguro, no serán frustrantes no por lo menos para mí o cuando algo intentaré vislumbrar un portal claro en medio de tanto inconformismo que hoy en día atafaga mis posiciones, conceptos, opiniones y seres en mí, que casi al punto de acomplejar sumen a una parte privada en mí.

Recibo así con un estoicismo mal impartido y enseñado como enfrento mis realidades molestas conmigo mismo, al tacharme incisivamente de consentido facilista y digo Sí soy muy absolutamente afortunado, pero mi contestación a eso es una reacción por poco indolora y abúlica que causa agrieras y acidez en la boca del estómago y cuando ese proceder en sentimientos colapsa en mí pues derrama en llanto y se expresa el ardor inclemente en mis ojos a tal maneras coléricas de cegar mi mente; rojiza mis ojos; en última instancia experimenté aquel ardor, cuando hace tan solo una semana Ella me negaba la armonía de estar con ella, envolviéndome en su aroma y piel, Golpe letal de la punta de una daga que me guardaba acaecida en su lengua y que sin importar la maldita distancia no solo de su cuerpo al mío, sino de su aura a la mía, sin importar el tiempo raudo, ella masacraría. Apaciguado jamás ese maldito impase conyugal ella, ella nunca cede y nunca me admite de nuevo para continuar el deleite en su mente de praderas verdes y cielos azules por donde ahora jamas podré caminar entre girasoles y tulipanes. Procuraré en la medida que ella desee, Podaré el pasto con mi caminar conforme ella me piense.

Recibo así yo estos días de inconformismo innato y concebido en mi mente de tal forma natural que me parece la mejor de las anestesias pero que no deseo que se me aferre cuando mucho en mis profundizaciones vulnerables con los sentidos, con mis cuadros, dibujos y trazos, canciones y sonidos, poesías y sílabas, recibo nuevas tendencias en nuevas personalidades y yo aún odiando los cambios. Recibo como admito el odio humano tan humano que es patético y el fenecer vertiginoso de este año, sino, de esta etapa bohemia que contempla y me reta a usar un sombrero negro con una pluma morada, me reta a cambiarle el sabor, color y aspecto a mis días, a cambiar el gusto por una cerveza que nunca subsanó mi paladar y gusto concebido para flirtear con el mismo hijo de la uva, a frecuentar mas un celuloide de arte incoherente con diversas moralejas para recomendar, fumar tabaco mientras leo, escuchar melodías inéditas, vengan de cualquier ritmo, me reta a reinventarme en hechos, mas que en palabras e ideologías, para hacerlos mas genuinos, menos decadentes y faltos de armonía, fidedignos de mis buenos amigos, mis buenos padres, mis buenas obras musicales y mis buenos pensamientos.

Recibo así este paroxismo profundo en quejas de mis precariamente satisfechos momentos en 2 décadas, pero cuando han sido encarnados por la complacencia, el éxtasi desbordaba mis raíces. Recibo así dos décadas que me asaltan en preguntas existencialistas y me cohíben de su respuesta, al plantearme en prioridades, hacía que debería acudir primero en medio de ésta actitud tan propia como la de un anafrodita al carecer de apetito sexual o un asceta dedicado puramente a la espiritualidad. Recibo estos días sin saber en realidad cuán sabio o ignorante he procedido y predicado desde ésta errónea sensación de profeta perdido. Perdido por el sentido de la vida que conoce.

 

Nést "Prophèt Perdu"
Martes 6 Sept / 05

necamach@colombia.com

                                               

Anuncios

Comentarios en: "“La Eufonía del Sinsabor”" (2)

  1. Tanto tiempo….al parecer mucho…ya dos decadas… que decadente el tiempo que pasa y uno que ni cuenta se da… en fin…saluditos… de alguien, que no se olvida de los pasados… (presentes)…

  2. …..oooO…………………..(……)…Oooo………….)…/. …(…..)…………..(_/…….)…/…………………… (_/……………. Pase por.. …………………. Aqui ………………oooO…………………..(……)…Oooo………….)…/. …(…..)……………(_/…….)…/…………………….. (_/…………espero tu visita x mi pagina GRACIAS X PASARTE POR LA MIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: